martes, 27 de septiembre de 2011

La Tierra agotó sus recursos naturales destinados para este año


Por el desmesurado aumento de las necesidades humanas, nuestro planeta entró en una ‘deuda ecológica’ al empezar a utilizar las reservas del próximo año
Tierra, Medio ambiente
 La Tierra entró hoy en “deuda ecológica” al haber consumido su presupuesto de recursos naturales del 2011, advirtió el Global Footprint Network (GFN), una organización de investigación medioambiental.
Nuestro planeta ha agotado los suministros naturales, de la tierra, los árboles y el mar, destinados para este año y, ahora, está consumiendo sus ahorros, por lo que hay una acumulación de CO2, según la GFN, que determina la huella ecológica que la humanidad deja cada año.
El presidente de GFN, Mathis Wackernagel, explicó que la presión que los seres humanos están ejerciendo sobre los recursos del planeta es como gastar el salario anual tres meses antes de que termine el año, y consumiendo cada año sus ahorros.

“Desde 1961 las necesidades de recursos naturales del mundo se han duplicado, por lo que sería necesario contar con una Tierra y media. Dentro de poco se quedará sin ahorros”, advirtió Wackernagel en un estudio divulgado hoy.
ECONOMÍA VERDE
A pesar de la crisis económica global, las exigencias de la humanidad en términos de recursos humanos siguen aumentando, destacó esta organización de investigación medioambiental, que tiene sedes en EEUU, Bélgica y Suiza.
“En lo que se refiere a las finanzas, una bancarrota ordenada es una opción, pero las consecuencias de una deuda ecológica pueden quedar fuera de control”, subrayó Wackernagel.
En su opinión, la inversión en una economía verde puede ayudar a afrontar la crisis económica, reducir la deuda ecológica y evitar que los ecosistemas se destruyan más.
Según el informe, entre las consecuencias que registra la “deuda ecológica” figura la falta de agua, la extinción de las especies y el colapso de la pesca.
“Ahora, estamos afrontando desde un aumento de los precios de los alimentos hasta los paralizantes efectos del cambio climático por haber gastado durante años más de lo que se podía”, finalizó Wackernagel.