jueves, 3 de marzo de 2011

Los tiburones usan "mapas mentales" para nadar


Los científicos señalan que los tiburones podrían guiarse por el campo magnético de la tierra.
Algunas especies de tiburones pueden hacer mapas mentales de su hábitat regular, lo que les permite ubicar destinos de hasta 50 kilómetros de distancia.
Científicos estadounidenses llegaron a esta conclusión tras analizar datos provenientes de tiburones tigres (Galeocerdo cuvier) a los que se les había colocado transmisores acústicos y descubrieron que éstos siempre toman caminos directos de un lado a otro.
Los investigadores destacan que esta conducta muestra una gran capacidad para registrar mentalmente mapas de sitios clave.

Los científicos señalan que esto constituye una evidencia más de que los tiburones pueden navegar guiándose por el campo magnético de la Tierra.
El estudio fue publicado en Journal of Animal Ecology (Revista de Ecología Animal).
Investigaciones anteriores en Hawai habían mostrado a tiburones tigres de aguas profundas dirigiéndose a zonas menos profundas y ricas en nutrientes ubicadas a 50 kilómetros.
Patrón definido
La investigación muestra que los tiburones tigres y los azotadores no nadan al azar, sino que se dirigen a puntos específicos.
Yanis Papastamatiou
Los datos estadísticos revelan que estos recorridos no se hicieron accidentalmente sino que seguían un patrón establecido.
Sin embargo, otras especies, como los tiburones punta negra (Carcharhinus melanopterus), no mostraron esta conducta. Por otra parte, el llamado tiburón azotador o zorro marino (Alopias vulpinus) mostró un patrón similar al de los tigres, pero en menor escala.
"La investigación muestra que los tiburones tigres y los azotadores no nadan al azar, sino que se dirigen a puntos específicos", señaló Yannis Papastamatiou, quien dirigió el equipo del Museo Nacional de Historia de Florida que condujo el estudio.
"Puesto en términos simples, saben hacia donde van", recalcó.
Mapas y campos magnéticos
Una pregunta clave es cómo saben hacia donde van.
Los tiburones forman parte de una serie de animales que pueden percibir el campo magnético de la Tierra.
El estudio mostró que el tiburón azotador no registra esta conducta.
Pero mientras el atún de aleta amarilla lo hace utilizando pequeñas cantidades de magnetita que guarda en su cabeza, los tiburones no tienen depósitos de este mineral en su cuerpo.
Otra posibilidad, según los científicos, es que éstos usan señales de las corrientes marinas, de la temperatura del agua o se guian por el olor.
"Esos tiburones deben tener un muy buen sistema de navegación porque las distancias que navegan son enormes", dijo Papastamatiou.
"Qué sistema usan, es un tema de debate, pero el hecho de que muchos de esos recorridos se realizan de noche refuerza la idea de que se orientan gracias al campo magnético", señaló la investigadora.
Entre los tiburones azotadores, los adultos recorren distancias más largas que los más jóvenes. Esto muestra que desarrollan su capacidad de construir mapas mentales a medida que maduran.
Las diferencias entre las especies pueden explicarse por sus formas variadas de vida.
Aunque los tiburones punta negra son muy comunes en todo el Pacífico, generalmente las poblaciones se mueven en un rango más limitado.
Sin embargo, los tiburones tigres pueden cubrir distancias de hasta 3.000 kilómetros.