domingo, 6 de febrero de 2011

Discovery Channel denunció destrucción de la Amazonía por el narcotráfico


Según informe, cada día se pierden unas 400 hectáreas de selva peruana para la producción de cocaína

El periodista inglés Ross Kemp se internó en las profundidades del VRAE para denunciar la feroz devastación que causa el hombre al medio ambiente por culpa del narcotráfico.
Durante su trayecto, Kemp logró contactarse con unos productores de hoja de coca, quienes le enseñaron cómo la procesan para luego convertirla en cocaína. “Lo primero que uno nota es el olor a químico”, señaló el periodista.
Una vez que terminan con dicho procedimiento, vierten al río litros de ácido, parafina y blanqueador. “Se estima que unos 15 millones de litros de fluidos tóxicos se vierten a los ríos cada año como resultado directo de la producción de cocaína. Esto se repite simultáneamente todos los días del año en todo el valle”, afirmó Kemp.
Y no solo afectan los ríos, pues según el Foro Ecológico Peruano, nuestro país pierde cada día unas 400 hectáreas de selva para la producción de cocaína.
El gobierno estima que un 99% de las 130.000 toneladas de hojas de coca que se cultivan van al mercado ilegal de narcóticos y, a pesar de las ganancias que genera la droga, el VRAE sigue siendo una de las zonas más pobres del Perú.
“La producción de cocaína daña al medio ambiente y la participación de Sendero Luminoso amenaza con desestabilizar el país. Por eso es irónico que mientras el gobierno gasta mucho dinero tratando de detener esta producción, localmente se estimule”, finalizó el periodista.