jueves, 20 de enero de 2011

Los tiburones podrían no ver los colores


La mayoría de los tiburones analizados carecían de las células cono, claves en la percepción de las luces de colores.
¿Se imagina que usted esté frente a frente con un tiburón y él ni se dé cuenta de que usted está ahí? Eso pudiese pasar si aprovecháramos una de las principales debilidades de uno de los mayores depredadores de los océanos: sus problemas de visión.
Un grupo de investigadores en Australia examinó las retinas de 17 diferentes especies de tiburones y descubrió que esos animales sólo tenían en sus ojos una única célula sensible al color, mejor conocida como células cono o conos.

Los ojos humanos tienen tres tipos de células cono. Cada una de ellas se concentra en percibir tres luces respectivamente: la azul, la verde y la roja.
Esto nos pudiese ayudar a diseñar los señuelos usados en la pesca con palangre menos atractivos para los tiburones
Nathan Scott Hart, Biólogo
Esto le permite a la mayoría de personas diferenciar los objetos de colores.
El estudio, que condujo el biólogo Nathan Scott Hart en compañía de investigadores de la Universidad de Western Australia (Australia Occidental) y de la Universidad de Queensland, fue publicado en la revista Naturwissenschaften.
Ropa para nadar
Hart señaló que la investigación podría ayudar a prevenir los ataques perpetrados por tiburones contra humanos y, al mismo tiempo, a impulsar el desarrollo de equipos de pesca que reduzcan el número de tiburones que son atrapados accidentalmente en pescas con palangre.
"Nuestro estudio demuestra que para los tiburones el contraste entre un objeto y su fondo es más importante al momento de detectarlo que su color", explicó el experto.
"Esto nos pudiese ayudar a diseñar los señuelos usados en la pesca con palangre menos atractivos para los tiburones. También podríamos crear trajes de baño y de surf que le causen un reducido contraste visual a los tiburones. De esa forma, serían 'menos atractivos' para ellos".
Entre conos y bastones
Las retinas de los humanos están formadas por conos y bastones (células fotorreceptoras) que son sensibles a la luz.
El hallazgo pudiese ser usado para diseñar ropa menos atractiva para los tiburones.
A diferencia de los conos, los bastones pueden reaccionar a luces mucho menos intensas.
Los bastones fueron las células más comunes halladas en los ojos de los tiburones analizados, los cuales provenían de una variedad de aguas de los estados de Queensland y Western Australia.
En diez de las especies examinadas, los investigadores no encontraron conos. En siete de las que tenían conos, sólo un tipo de ellos estaba presente: el que es altamente sensible a un tipo de longitud de onda y, por ende, a un único color.
Si las retinas de los tiburones no pueden distinguir entre diferentes colores de luz, como sugiere el estudio, ellos podrían ser totalmente ciegos al color.