Entradas

Mostrando entradas de julio 4, 2010

El maestro visto por sus alumnos

Imagen
Para enseñar niños y adolescentes (incluso jóvenes) hay que tener paciencia de santo, quien no la tenga debe cambiarse de ocupación. Maestro no es el sabio, cultileído, enciclopédico, el que hace alarde de su exuberante, mediana o escaso conocimiento, sino aquél que con modestia y habilidad de alfarero educa (moldea, motiva, orienta, conduce) el pensamiento y las actitudes de niños y jóvenes. Previo al Día del Padre encuesté a 51 adolescentes, de 15 años, por qué querían a sus padres. Repetí la estrategia para preguntarles qué le agradecerían a sus profesores por el Día del Maestro.