Entradas

Mostrando entradas de mayo 15, 2010

Alemania, hora cero: el día que acabó la guerra, vea el video

Imagen
Hace 65 años, desde los primeros días de mayo de 1945, el diario El Comercio se mantuvo alerta a las noticias de la Europa en guerra. Las notas cablegráficas eran como disparos de ansiedad ante la inminente rendición alemana. Pero la primicia del final llegó oficialmente el 8 de mayo, en la voz de un hombre de probado valor: Sir Winston Churchill. Lima vivió a través del diario decano la tensión del momento histórico.Vea aqui dos videos relacionados a este acontecimiento historico que nodeberia pasar nunca mas.

El 1° de mayo de 1945, desde una emisora radial de Hamburgo, se escuchó la frase que ningún nazi hubiese querido escuchar: “Adolfo Hitler ha muerto”. Los cables de Associated Press (AP) publicados en la portada de la “Edición extraordinaria” de El Comercio confirmaron el suceso escuetamente y anunciaron al sucesor del gobierno teutón: el Almirante Karl Dönitz.
Ese martes era un día tranquilo en Lima. La mayoría de trabajadores descansaba, pues era feriado por el Día del Trabajo…

?¿Cambió Darwin a América Latina

Imagen
Una copia de El origen de las especies llegó casi de inmediato a Argentina.
El impacto que las teorías de Charles Darwin tuvieron en Sudamérica fue profundo e inmediato: la primera copia de El origen de las especies llegó a Argentina al mes de su publicación en noviembre 24, 1859, y fue llevada hasta la estancia de William Henry Hudson (quien luego se convertiría en un famoso naturalista) por su hermano.
En las siguientes cuatro décadas, hubo un acalorado debate entre las élites de cada país sobre los méritos y las implicaciones de las ideas de Darwin.

Kafka: prisionero de su propio universo

Imagen
Kafka le dejó sus escritos a Brod (der.), quien se los pasó a su secretaria, Esther Hoffe (izq.) Uno de los más prominentes novelistas del siglo XX, Franz Kafka, encuentra su legado en disputa entre Israel y Alemania, y entre una familia de refugiados de Praga y la opinión pública israelí. Y todo porque nadie respetó la voluntad de Kafka manifestada en su lecho de muerte. Un hombre debe comparecer a un proceso sin que jamás se especifique su delito. Un agrimensor es invitado a trabajar en un castillo al que se le niega la entrada. Un oficinista amanece convertido en un escarabajo. Todo esto, sin que a nadie le extrañe demasiado, ni siquiera a los afectados. Éste es el universo de Franz Kafka (1883-1924) el novelista checo que creó asfixiantes mundos en que el individuo naufraga en la maraña de la burocracia, de la deshumanización y el absurdo. Algo de esto mismo parece estar ocurriendo con lo que, se cree, podría ser su legado, contenido en cajas de seguridad en Suiza e Israel. Un legado q…