jueves, 21 de octubre de 2010

¿De dónde sacó sus manchas el leopardo?


El patrón de la piel puede diferir mucho entre los felinos.
Un estudio analizó el colorido dibujo de la piel de 35 especies de felino para entender qué motiva la evolución de estas bellas e intrigantes variaciones.
"Tigre, tigre, ¿quién pintó tu temible simetría?", se pregunta en su famoso texto el poeta romántico inglés William Blake.
Científicos de la Universidad de Bristol, en el Reino Unido, responden que es un proceso evolutivo asociado al medio ambiente en el que se desenvuelven estos animales de presa.
El equipo descubrió que los felinos que habitan en ambientes con vegetación densa, en los árboles, y que cazan cuando la luz es escasa, tienen más probabilidades de tener patrones en la piel, especialmente dibujos irregulares y complejos.

Esto indica que los detalles del diseño evolucionan con el objetivo del camuflaje.
El análisis de la historia evolutiva de estos patrones demuestra que pueden cambiar y desaparecer en relativamente poco tiempo.
El leopardo
En un cuento de Rudyard Kipling, de 1902, un cazador etíope le pinta manchas a un leopardo para ayudarlo a fundirse con un ambiente "lleno de árboles y arbustos y sombras rayadas, moteadas e irregulares".
El leopardo sacó sus manchas de una vida en hábitats selváticos, donde hacía uso de los árboles y donde cazaba de noche
William Allen, director del estudio
Will Allen, quien dirigió el estudio publicado en Proceedings of the Royal Society B, dice que, aparte de la pintura del cazador, Kipling acertó en todo lo demás: "El leopardo sacó sus manchas de una vida en hábitats selváticos, donde hacía uso de los árboles y donde cazaba de noche".
La investigación detalla que diez felinos tienen piel de un solo color y habitan paisajes abiertos, a menudo yermos.
Uno de ellos se encuentra en desiertos áridos de Asia y África y tiene patas de pelaje tupido para evitar quemarse con el calor de la arena.
El felino de Pallas, también de piel de un solo color, se confunde con las estepas desprovistas de árboles de Asia Central, mientras que el pequeño león montañés de los Andes presenta un pelaje gris plata que se asemeja al paisaje rocoso.
Evidencia contraria
En algunas especies, como el puma, el diseño puede cambiar durante la vida del individuo.
Aunque el estudio establece un claro vínculo entre el medio ambiente y el patrón de piel, la misma investigación subraya algunas anomalías.
Por ejemplo, el guepardo aún mantiene su patrón moteado a pesar de su preferencia por los hábitats abiertos, mientras que otros felinos tienen piel de un solo color a pesar de preferir ambientes densos.
La investigación no da una explicación sobre estos casos.
Tampoco consigue precisar el mecanismo que influye en el desarrollo de los dibujos de los felinos.
Sin embargo, el doctor Allen explica que la utilidad de estos dibujos para la supervivencia de una especie puede relacionarse con un modelo matemático "de cómo estos diseños aparecen; esto arroja más información, compleja información, sobre por qué el leopardo tiene manchas".
Otras teorías
La complejidad e irregularidad del patrón de la piel depende de dónde vive la especie.
Según Katia Moskvitch, reportera de Ciencia de la BBC, otros científicos sostienen que los felinos utilizan sus patrones de color para atraer a las hembras.
No obstante, Allen rechaza esta teoría afirmando que si hubiera un motivo sexual "uno esperaría encontrar diferentes patrones de color según se trate de machos o hembras y que éste no es el caso".
Otra hipótesis que descarta el doctor Allen es la de que los patrones cumplen alguna función de señal social.
Allen rechaza esta idea debido a que el tipo de diseños que poseen los felinos no está relacionado con su sistema de organización.
"Por ejemplo, dice el científico, los leones no tienen ningún patrón en los costados que les facilite la vida en manadas".