domingo, 30 de mayo de 2010

Un peruano jugó importante rol en la independencia de México


Fray Melchor de Talamantes tuvo un papel decisivo en la emancipación mexicana. En el bicentenario de la independencia de la Nueva España vale recordar la figura de este personaje libertario
La propagación de la Ilustración en Lima, durante la segunda mitad del siglo XVII, determinó y formó el pensamiento de fray Melchor de Talamantes y Baeza (1765-1809), mercedario peruano que se convertiría en ideólogo del proceso emancipador mexicano. Doctorado en Teología por la Universidad de San Marcos, fue examinador sinodal del arzobispado, regente mayor de estudios y definidor general de la provincia limeña de la Real y Militar Orden de Nuestra Señora de la Merced.

El viaje a México
Fue respetado desde muy joven por su inteligencia y empeño. En 1798 alcanzó reputación de orador sagrado con un célebre sermón en loor de Santa Rosa de Lima. Poco después obtuvo licencia para viajar a la península ibérica. Zarpó del Callao, y tuvo como primer destino Guayaquil.
Arribó a Acapulco el 26 de noviembre de 1799. Ya en la Nueva España pasó a la capital de ese virreinato y fue acogido en el convento grande que tenían los mercedarios en México.
Debía partir rumbo a España una vez finalizada la guerra con Inglaterra, pero fray Melchor se negó a partir. Y es que al poco tiempo de su llegada a la Ciudad de México trabó amistad con la flor y nata de la intelectualidad de aquel tiempo. A sus 35 años, sobresalía por sus dotes oratorias y su sólida formación académica.
Delimitar el territorio
La reducción del virreinato de Nueva España, por la cesión de Luisiana (que desde 1763 era española) a la Francia de Napoleón en 1800 y luego la venta en 1803 de dicho territorio a Estados Unidos, motivó la participación de Talamantes en la comisión demarcadora de límites entre la provincia novohispana de Tejas y la Luisiana estadounidense.
La historiadora peruano-mexicana Emilia Romero de Valle (1901-68) ha demostrado que Talamantes formó una buena biblioteca sobre este tema, así como un bien clasificado archivo en su celda mercedaria para cumplir con minuciosidad el encargo real.
Casi libres
En 1808 la invasión napoleónica a España y la abdicación de los borbones dieron a fray de Talamantes la oportunidad de exponer su lúcida tesis sobre la afirmación del principio de la soberanía del pueblo. Así, formuló planes para una nueva estructura política y la convocatoria a una asamblea legislativa. Elevó su proyecto del Congreso Nacional de Nueva España al ayuntamiento capitalino, pero su afán independentista quedó trunco por un artero golpe de Estado.
Morir en el intento
Fray Melchor de Talamantes fue acusado de sedicioso, fue juzgado y desterrado a España, y murió prisionero como defensor de la libertad de América, en el castillo de San Juan de Ulúa en Veracruz.
Su entrega personal a la causa de la emancipación puso los cimientos de la sólida hermandad entre los pueblos del Perú y de México, país que inicia este año las celebraciones del bicentenario de su independencia, solemnidades que culminarán el 2021, y que coincidirán con las celebraciones por la independencia del Perú.


,