jueves, 13 de mayo de 2010

Maccotas para enternecer presidiarios




Según un proyecto experimental en una cárcel francesa, el cuidado de animales de compañía mejora y suaviza el comportamiento de los presos.
En una prisión de Estrasburgo, los reclusos aprenden a alimentar y cuidar conejos, hurones, pájaros y otros animales pequeños.
Esta actividad, además de tener efectos positivos en la relación entre los internos, también hace que se creen lazos afectivos con los animales.
Vea cómo las mascotas generan cariño tras las rejas en este video de BBC Mundo.

fuente bbc