sábado, 1 de mayo de 2010

LOS AGUJEROS NEGROS O LA NADA ETERNA


Al parecer, los agujeros negros se forman a partir de la destrucción de una estrella.
Cuando muere una estrella, la energía se expande en forma de luz y en el centro se crea un núcleo de gravedad. En algunos casos esa gravedad es tan grande que absorbe toda la masa de la estrella, formando un agujero negro.

Que pasa en un agujero negro?
Se ha intentado explicar que sucedería en caso de que una persona fuera absorbida por un agujero negro.
¿Qué podríamos ver? ¿Qué se puede sentir donde no existe nada? Si se atrae la luz y la materia, el tiempo y el espacio no tienen sentido en un agujero negro, dejan de existir; Muchos astrónomos han pensado que, si se pudiera sobrevivir depuse de ser atraído por un agujero negro, se podría pasar a otra dimensión, a otro lugar en el tiempo y el espacio. Pero estas teorías son especulaciones, pues no se sabe con certeza que puede ocurrir en el interior de un agujero negro.
Que se vería desde fuera?
Si pudiéramos ver lo que sucede cuando un objeto es absorbido por un agujero negro, sin que nosotros fuéramos atraídos, apreciaríamos que el objeto empieza a girar en un remolino hacia el centro del agujero, pero que cada vez gira más despacio. Nosotros lo veríamos así, pero el objeto en realidad, cada vez giraría más deprisa. Lo que ocurre es que, cuanto más se acerca al centro del agujero, mayor seria la fuerza de gravedad y, debido a esa fuerza enorme, la luz emitida por el objeto cada vez viajaría más despacio. Finalmente, veríamos el objeto quieto, aunque solo seria u efecto óptico.
¿Realmente existen?
La propia naturaleza de los agujeros negros y loa dificultad para comprobar su presencia provocan que todavía se discuta su existencia. Además, la idea misma de un misma de un agujero negro es muy difícil de imaginar para el ser humano ¿Cómo puede existir algo donde no hay nada? ¿Cómo puede tener tanta fuerza destructiva si no es nada? Estas cuestiones y su carácter especulativo provocan que exista una gran controversia en torno a los agujeros negros. La mayoría de los científicos acepta su existencia, pero sigue discutiéndose su naturaleza y su comportamiento.