miércoles, 21 de abril de 2010

ORIGEN Y FORMACION DEL CASTELLANO


ORIGEN Y FORMACION DEL CASTELLANO
Algunos aseguran que la lengua que hablamos hoy en día llega a mas de 400 millones de personas en el mundo; nació en la región montañosa de Cantabria, al norte de la península ibérica.
El uso de la lengua castellana se ha rastreado hasta el siglo X en las proximidades de la región de Burgos (región de Castilla La Vieja, también al norte de la península ibérica, muy cercana a la región de los montes cantábricos).

Empero, el uso de dicha lengua no fue automático, no emano espontáneamente, sino que sufrió un largo y trajinado proceso de formación que se emparenta, inevitablemente, con muchos sucesos acaecidos en la península ibérica desde mas de dos milenios.
1.- Lenguas primitivas.-Antes de la llegada de los españoles, en el siglo III A.C. ya vivían en la península ibérica algunos pueblos de procedencias diversas y que tenían sus propias lenguas (obviamente primitivas), a saber, los iberos, los celtas, los vascos. Posteriormente los iberos se fundieron con los celtas y dieron nacimiento a la cultura celtibera.
Se sabe que diversas culturas colonizaron la península en diferentes momentos históricos y, como es natural, cada una dio a estos territorios un nombre. Por ejemplo, los fenicios la llamaron Ishepanim (Tierra de Conejos), de donde los cartagineses derivaron Spanija y los romanos Hispania; claro que antes de estos últimos los griegos la llamaron Iberia.
De las culturas antiguas, primeras, la única que ha sobrevivido hasta ahora son los Vascos quienes mantienen el uso de su lengua vascuence o euskera, actualmente en uso en el país Vasco, perteneciente al estado español. Pero hasta las que no han sobrevivido han dejado su huella en el vocabulario español.
2.- Dominación romana.- Coma ya se dijo, los españoles invadieron la península ibérica en el siglo III AC y su influencia política militar persistió hasta el siglo V dC.
Una vez declarada Hispania provincia romana, los invasores organizaron y colonizaron la mayor parte del territorio peninsular, impusieron sus costumbres, su cultura, sus normas jurídicas y, obviamente, su lengua (el latín).
En el tiempo en que Roma colonizo la península se usaban hasta tres tipos de latín: el latín clásico o literario (lengua en la que escribían los grandes poetas romanos); el latín urbano (usado en las ciudades por los patricios y ciudadanos en sus conversaciones diarias); y el latín vulgar (usado por el ejército y los colonos).
Este ultimo latín vulgar, usado por los legionarios romanos en las provincias conquistadas y por la masa popular de los colonos y comerciantes fue el que dio original romance castellano.
3.- La invasión de los Visigodos.- Ya en el siglo V d.C., un conjunto de pueblos no conquistados (a los que los romanos dieron la denominación general de bárbaros) invadió las provincias romanas. Esto originó un rompimiento del vínculo político social y militar con Roma y las formas vulgares del latín traído por los legionarios empezó a diferenciarse cada vez más, no solo de la lengua romana sino también entre las diversas regiones que dejaron de pertenecer al Imperio.
Los Visigodos, pueblo de origen germánico, fueron los que se establecieron en la península ibérica. Paulatinamente fueron adaptándose a las costumbres y lenguas propias de la región, romanizándose profundamente, sobre todo desde su conversión al catolicismo en el siglo VI.
La actual nacionalidad española esta basada en la cultura hispano visigoda.
4.- La invasión árabe.- Obedeciendo los preceptos religiosos del Islamismo, los árabes invadieron la península ibérica en el año 711 d.C. Casi todo lo que se conoce ahora como territorio español cayó bajo dominación musulmana.
Es así como una nueva cultura y una nueva lengua se posesionan en la península ibérica y nutren al que luego será el romance castellano. Se calcula que cerca del 5% del léxico castellano proviene del árabe. Después del latín es la lengua que más términos ha aportado a nuestra lengua.
5.- Lenguas románicas.- La expresión lengua romance o románica proviene de Roma de la expresión hablar a la romana, muy usada en la época de la influencia visigoda y que sirvió para señalar a las personas que hablaban en algún dialecto del latín vulgar que aun permaneció vigente, tomando cada vez mas su propia personalidad región a región, en los antiguos territorios del Imperio Romano.
Con el transcurrir de las centurias estos hablares a la romana fueron transformándose y adquiriendo su propia personalidad, llegando hasta nuestros días con sus propios nombres: castellano, francés, italiano, portugués, provenzal, rumano, sardo, catalán, retorromanico, asturiano y gallego.
6.- Formación del Castellano.- La llamada Guerra de la Reconquista le costo a los españoles alrededor de ocho siglos de penurias y enfrentamientos contra los árabes (711-1492).
Los reinos cristianos, replegados en la zona montañosa del norte, combatieron contra los musulmanes que dominaban todo el sur y el centro de la península.
Pero estos más de ocho siglos no fueron de permanente tensión bélica entre los dos pueblos. Hubo largos periodos de paz entre cristiano y musulmanes. Un numeroso grupo de pobladores hispano godos, llamados mozarabes vivieron en lugares de abierta dominación árabe.
En los reinos del norte, lentamente se fueron diferenciando los romance gallego, castellano y catalán. En el centro y sur de la península, los árabes hablaban el árabe y los hispanogodos el mozarabe.
Los habitantes del reino de Castilla fueron, siempre los adelantados en la Guerra de la Reconquista; siempre estuvieron en el limite entre los cristianos y los árabes y fueron ellos quienes consiguieron, lentamente, replegar a los musulmanes hacia el sur de la península.
Con ese espíritu combativo, independiente y abnegado, reflejado en las mismas costumbres de la población, se fue nutriendo el romance que hablaban. El romance castellano recibe asi, una marcada personalidad frente a las otras lenguas.
En resumen, debemos decir que el castellano se inicio con palabras latinas con pequeñas modificaciones y diferentes entonaciones que fueron evolucionando hasta encontrar su fisonomía propia. Siendo, el síntesis, fruto de las transformaciones del latín vulgar en boca de los castellanos, de los demás españoles de la península y, finalmente, de todos los hispanohablantes.
Actualmente hay más de 400 millones de usuarios de la lengua castellana, la mayoría se encuentra en América Latina.