martes, 27 de abril de 2010

OCTAVIO PAZ Y LA RECUPERACION DEL LEGADO SURREALISTA


Premio Nobel 1990.Poeta y critico. Autor de El laberinto de la soledad, El arco y la lira,Sor Juana Ines o las trampas de la fe, libros fundamentales de la ensayista hispanoamericana. Uno de sus últimos libros de ensayos es La llama doble (1993), cuya temática gira en torno al amor y el erotismo. Ha escrito, entre otros, lo siguientes libros de poemas: Luna silvestre (1933), Libertad bajo palabra (1949), ¿Aguila o sol?, Piedra de sol (1957), Salamandra (1962), etc. Paz considera que el poema recrea el tiempo de los orígenes, los sistemas de formacion del universo.

En poema "Los novios", Paz alude al amor y al transcurrir del tiempo, el poema evoca la juventud ligada a la intensidad de la vida. Todo en la vida cambia y el amor solo es silenciado por la muerte.
El lenguaje de la poesía, por antonomasia, es el dialogo de los amantes en un instante transhistorico, vale decir, que esta mas allá de la historia. Allí se eliminan las contradicciones. Este es una idea que tiene lazos con las propuestas de los surrealistas, para quienes el amor es el sentimiento mediante el cual se esfuman las oposiciones y se trata de  recobrar la unidad perdida.
Surreal y automático
Una poesía liberadora de tabues, de rutinas, de las convenciones y del progreso es la que escribieron los surrealistas. El surrealismo fue un movimiento influido por el romanticismo decimononico, pero que, además reflejaba el desencanto y la frustracion, frente a la modernidad. Esta, con sus avances tecnologicos, lejos de traer bienestar a los hombres, había provocado guerras mas devastadoras que del pasado. Además, el historicismo,, la civilizacion y los formalismos alejan al hombre de la naturaleza, el ámbito mas cercano a la armonía. Con esos ingredientes, la estética surrealista coincidió con las sensibilidades de la mayor parte de los jóvenes poetas de la primera mitad del siglo XX y Paz no fue la excepción. Así Paz , acogió en su quehacer poético las practicas surrealistas tras la búsqueda de un lenguaje puro y primigenio. Adopto su automatismo, su humor negro; su violencia verbal, que buscaba depurar el lenguaje; su juego, que se traducía en desafió al azar, en enajenamiento. Además, el concepto del amor de Paz coincidió con el de Andre Breton. Para ambos, el amor, el amor era el único medio capaz de conciliar los contrarios y eso implica un retroceso al origen, al principio del cosmos, en el que existio la plenitud hoy perdida, tanto por el hombre, que no encuentra su complemento, como por el lenguaje, que ya no comunica.
la negación de todo intelectualismo, como protesta ante la presión de la sociedad industrial, la masificacion, el mercantilismo y las luchas por el poder político, social y economico, fue otro punto de contacto entre paz y el surrealismo.